Estados financieros para medir la salud de una empresa

¿Qué son los Estados Financieros?

Los estados financieros (EE. FF.) son documentos que resumen las operaciones y las cuentas de una empresa durante un periodo específico (mensual/trimestral/anual):

–  Ingresos

–  Compras

–  Deudas

–  Propiedades

–  Cuentas por cobrar…

Los contadores se encargan de hacer estas cuentas, agruparlas y plasmar la información en cuadros: los EE. FF.

¿Qué tipos de EE. FF. hay?

1.  Balance General (o Estado de Situación Financiera)

Resume los activos (bienes y derechos) y pasivos (deudas) que tiene la empresa. Ayuda a determinar la salud financiera.

–  Activos como: efectivo, cuentas por cobrar, mercancías, inmuebles, terrenos…

–  Pasivos como: remuneraciones, impuestos, dividendos y bonos por pagar…

2.  Estado de Resultados (o Estado de Ganancias y Pérdidas)

Resume los ingresos y gastos de una empresa. Ayuda a determinar las utilidades de la empresa, el impuesto a la renta y los dividendos.

–  Ingresos que provienen de: intereses, rentas, ventas, publicidad…

–  Gastos que provienen de: comisiones de ventas, sueldos, alquileres, agua, deudas…

3.  Estado de Flujo Efectivo

Resume las entradas y salidas de dinero de una empresa. Ayuda a determinar la liquidez de una empresa y tener registro de cuáles son las fuentes principales de ingreso.

–  Salidas de dinero en: intereses, depreciaciones, compra de activos, inversiones

–  Ingresos de dinero por:  préstamos, ventas de activos, retorno de inversiones…

4.  Estado de Cambios en el Patrimonio Neto

El patrimonio neto es la diferencia entre los activos y pasivos de la empresa, y está compuesto por los fondos propios de la empresa (su capital social, las reservas y los beneficios). Ayuda a determinar por qué han cambiado los fondos propios y analizar la rentabilidad de la empresa

–  Capital social: el valor de los bienes de la empresa y el aporte realizado por los socios.

–  Reservas legales: porcentaje de dinero ahorrado como soporte en casos de crisis

–  Utilidades retenidas: pueden ser reinvertidas o se pueden repartir dividendos

¿Para qué sirven?

Los inversionistas toman los Estados Financieros como referencia para evaluar la salud financiera de la empresa, sus ingresos potenciales y la rentabilidad que se podría obtener al invertir. Además, permiten:

–  Valorar el riesgo de las operaciones

–  Calcular el pago de impuestos

–  Determinar la liquidez y solvencia de las empresas

–  Comparar el desempeño de la empresa con otros periodos

¿Qué recomendamos?

Analizar los EE. FF. de cada empresa para determinar en cuál es mejor invertir tomará tiempo y conocimiento. Si estas buscando una inversión diversificada, recomendamos invertir a través de ETFs como el SPY: un activo compuesto por acciones las 500 mejores empresas de EE.UU. que componen el índice S&P 500. Además, solo en dólares y EE. UU. para mitigar riesgos.

¿Te gusta lo que lees? Comparte con un amigo
Descarga la app

Empieza a invertir tranquilo y a tomar mejores decisiones de inversión.

Artículos relacionados

Santiago ha logrado ahorrar $500, pero sabe que ahorrarlos no es suficiente y tiene que ponerlos a trabajar (invertirlos) para que crezcan en el tiempo. Sin embargo, con $500 no se puede comprar ni una acción de Tesla, y él no tiene mucho conocimiento de inversiones. Entonces, ¿qué puede

¡Descarga el App!
o continúa por la web