La psicología del dinero: el libro que todos deben leer en finanzas

«The Psychology of Money» de Morgan Housel es un libro que explora la compleja relación entre las emociones humanas y las decisiones financieras. Una obra espectacular que podría estar entre los principales libros para tener de lectura obligatoria. Estos son los 15 conceptos más importantes que nos deja Morgan Housel.

1. La psicología del dinero, título del libro, hace honor a que las Inversiones no son una Ciencia, sino un arte.

Que las decisiones de las personas son emocionales, no racionales. Que las personas ponen razones a sus emociones, no al revés. Que, si quieres convencer a alguien de algo, tienes que llegar a sus emociones. Que la mayoría no entiende eso, y que ese es el motivo por los cuales muchos académicos no invierten bien su dinero. Muchas veces los más académicos son más limitados emocionalmente, y la academia es un refugio que, ante las decisiones a tomar, les dan más razones para pensar en que el mundo puede modelarse (como si dependieran de la literatura y lo que digan los libros). El arte y la emoción no va con ellos. Es por eso que la mayoría de los analistas de inversiones no tienen éxito escogiendo las acciones en las que invertir. Encuentran en los libros más motivos para razonar sobre sus emociones negativas, o equivocadas (teóricas). No quieren entender que la teoría, generalmente desfasada, es solo una pequeña referencia de la verdad. La verdad que será determinante no está en el pasado, sino en el futuro.

2. El mundo es muy complejo: son 8 billones de personas, todas diferentes y todos venimos de contextos diferentes.

Puede haber distintos escenarios, como crisis, guerras, inflación, deflación, recesión, etc. Y esos eventos pueden generar incertidumbre y fluctuación de precios de una economía o de sus inversiones. Y en ese aspecto, todos razonan sus inversiones de manera individual. Eso de por sí, ya genera volatilidad. El que le tiene miedo a la inflación, cuando se encuentre en una coyuntura en la que hay en un riesgo de inflación venderá sus acciones, porque sufre más que el que no viene de esos contextos. Y, además, esto empeora cuando las cosas se complican más, porque en los extremos del miedo, las personas así actúan en conjunto.

3. Hay dos cosas que tenemos de los seres humanos siempre, entre otras, que nos mueven: el miedo y la ambición.

Y cuando hay ambición, y en el mundo de las inversiones hay optimismo (y todos los precios suben), no paran de hacerlo. Y al revés, pasa igual: cuando hay pesimismo, todo se cae, y se sigue cayendo. Es por eso que Warren Buffett, el mejor inversionista de todos los tiempos, siempre dice que hay que ponerse avaro cuando todo se está devaluando y hay que ponerse temeroso cuando todo está subiendo de valor.

4. El tiempo es el arma más poderosa que tiene el ser humano para poder generar riqueza.

Quienes perduran en su locura, su pasión, su emprendimiento, son los que ganan. No tienes que ser un genio académicamente hablando, solo siendo promedio, si duras más, llegas al éxito. Te vas a equivocar mil veces, la mayoría de los emprendedores se equivocan un montón, pero son los que siguen adelante los que tarde o temprano tienen éxito. No tienes que ser un genio, tienes que ser perseverante. Por eso Michael Jordan siempre decía que no había perdido, que solo se había quedado sin tiempo para ganar. Hace alusión a que él está para una carrera y no para un partido, y que a la larga sabe que va a ganar, porque le ponía más trabajo a todo que el resto.

5. Para que esta fórmula de perseverancia funcione, es muy importante saber que lo que quieras armar, tenga una margen de seguridad, que te permita seguir en el juego.

Si no es así, sales y pierdes. No es ser conservador, sino tener la sabiduría de saber que en el peor de los casos, vas a poder seguir adelante en tu locura. Lo peor que te puede pasar es quedarte fuera del juego. Eso es clave para nosotros. Por eso en Independiente SAF tomamos menos riesgo: porque sabemos que, en una situación como la de 2022 (crisis), las inversiones pierden mucho valor y es ahí donde nuestro Fondo PMG cae menos (-9%) que el resto de las alternativas que puede haber en el mercado (-15%, -20% o -30%). Por eso decimos que, a diferencia de la teoría, tomar menos riesgo, te permite hacer más rentabilidad.

6. «A diferencia de la teoría, tomar menos riesgo te permite hacer más rentabilidad”, es algo que pasa mucho en los temas de Inversiones.

No es el que más sepa, el más preparado o el que más títulos tiene; es el que se mantiene invertido con su estrategia. El que no venda cuando todo se cae, el que no haga caso cuando todos griten recesión. Ese es el que gana. Aplicado a nuestros fondos es claro: tomamos menos riesgo, por eso nos caemos menos, regresamos más rápido, y así los inversionistas del fondo no se ven tentados a vender, sino más bien algunos se animan a invertir más, y a la larga generan la rentabilidad. En inversiones es evidente que lo que tienes que cuidar es la fluctuación de precios (volatilidad). Tremenda lección que vivimos en 2022 en el mundo de inversiones, donde hubo una de las peores crisis de la historia y la mayoría de los portafolios de inversión tuvo movimientos muy bruscos, que generaban emociones negativas en los inversionistas y los llevaban a vender y realizar pérdidas.

7. No es suerte lo que lleva a los grandes a hacer cosas grandes, sino un modelo de bajo riesgo que se sostiene en el tiempo.

Para tener éxito en la vida tienes que tomar el camino de la vida, no hay caminos cortos, sino el de prueba y error, una y otra vez. El que toma atajos, termina ansioso por la falta de honestidad en el trabajo, y/o por la falta de integridad, y no hay dinero en el mundo que tape ese hueco. Significa que no solo tienes que hacerla, sino hacerla bien, con buenos principios y valores. No vas a poder tomar ventaja de tu conciencia nunca. Dormir tranquilo no tiene precio.

8. La suerte y el riesgo son ‘primos hermanos’, se confunden, porque la realidad es que hay miles de factores y millones de personas influyendo en las cosas todos los días. 

Y muchas veces son más las fuerzas externas a tu esfuerzo lo que determina tu éxito, y es cuestión de tiempo para que lo tengas. Es muy fácil para el resto atribuir tu éxito a la suerte. Si bien es verdad que hay mucha suerte, la suerte es para el que intentó. El que no intenta no la va a tener. Es obvio además que en el éxito el otro solo saca los factores de suerte y no pone en la mesa los tropiezos que tuvo (la mala suerte). Por eso no hay que tomar de mala manera cuando otro atribuye tu éxito a la suerte. Tiene razón, y además te está atribuyendo éxito. Lo que no se da cuenta es que te está engrandeciendo con “envidia”, que lo deja mal posicionado a él.

9. Es difícil para la mayoría tomar poco riesgo, porque está mal visto, te etiquetan de conservador (eso nos pasa con nuestros fondos de inversión).

Pero no es por ser conservador, sino porque la realidad es que lo que pasa afuera de tu esfuerzo (los factores externos) es mucho más potente de lo que tú puedas hacer. No es ser conservador, es ser humilde de saber que hay factores externos que explican mucho de tu éxito y no solo tu esfuerzo. Significa que hay mil cosas que pueden pasar que no controlas y que puede ser que te permitan tener éxito o no. Por eso hay que mantenerse en el juego, no soltar, por esfuerzo propio y/o por fuerzas del mercado, las vas a hacer.

10. El verdadero perfil de riesgo de un inversionista lo descubres recién cuando se da una crisis.

Todos se ponen conservadores en la crisis, por eso cualquier otra propuesta, te expone a hacer una mala inversión y a perder tu reputación. Por eso, otra estrategia de inversión que no esté enfocada en los mejores activos del mundo (EE.UU.) tiene que ser manejada con pinzas. El negocio de las inversiones y la administración de dinero en particular pone el precio de lo que recibes en las crisis, no antes. Aquí compras una ilusión de rentabilidad y no pagas nada a cambio, sino cuando viene la crisis. Allí recién te vas a dar cuenta del valor de tu asesor. Es por eso que muchos asesores venden la mejor ilusión (más rentabilidad), lo cual está alineada a la ambición del cliente. Pero lo que no venden con tanto entusiasmo es el precio a pagar por esa rentabilidad. No hay rentabilidad mayor que no tenga un precio mayor, y de la experiencia que esta empresa tiene en esta industria, ese precio mayor muy poca gente está dispuesta a pagarlo, solo que no se dan cuenta que lo van a tener que pagar eventualmente.

11. La riqueza de verdad es la que no ves, ya sea familiar, amical, de reputación, de dormir tranquilo, y material, que es el carro y la joya que no compraste.

La gente mata por parecer rica y no se dan cuenta que al tratar de hacer eso se empobrecen, cuando en realidad además a nadie le importa. Si vas haciendo promedios pero sólidos, vas a ganarle a todos, no pares. Por lo anterior tienes que ser muy humilde cuando te va bien, poque allí es donde la mayoría mete la pata. Allí es donde todos se la creen, se exceden y les va mal. No se dan cuenta que mucho de su éxito no tiene nada que ver con su esfuerzo, inteligencia, etc., sino con la suerte de todo lo que pasa afuera.

12. La vida está llena de detalles que nadie ve, como el tema del tiempo.

Si inviertes en las principales empresas de EE.UU., las 30 empresas que son líderes en sus industrias (‘Dow Jones Industrial Average’), vas a tener buena rentabilidad a largo plazo con seguridad, pero la gente no lo ve. La vida está llena de eventos de cola (‘Tail Events’); son pocos, pero cambian todo. Como la acción de GEICO en la que invirtió Benjamin Graham, o las tres posiciones más importantes de Buffett, o la aparición de Hitler, de Steve Jobs, entre otras. La gente solo reconoce el riesgo cuando te va mal. Por eso lo emprendedores paran metiendo la pata hasta que llega el éxito, ya que es cuestión de tiempo.

13. La humildad viene muy amarrada de cosas que no tienen precio, que te llenan, que hace que tu ambición se pueda controlar, al igual que tu miedo.

Cosas que te dan estabilidad emocional, plenitud. Como mantener la mejor reputación, familia, amigos, estar sano, deporte, dormir bien. Todos invalorables, que te permiten no estar desesperado por la parte externa de la ecuación, sino todo lo contrario.

14. La riqueza es justamente lo que no ves.

Y que es multidimensional al dinero (material) y a lo no material, que es el hombre de familia, esposo, padre, que duerme bien, come bien, hace deporte, descansa, no ves al que hace las cosas con principios y valores, de manera honesta, integra, generosa, eso no se ve. Se ve la plata, el auto, la casa, el viaje, la ropa, etc. Lo que no se ve es riqueza, la joya que no compraste, el carro que no compraste, la plata que no gastaste. Igual pasa al revés, lo que no ves del choche que anda en el mejor de los carros, es lo que realmente lo revela. La gente se la pasa gastando para parecer ricos y no se dan cuenta que solo se hacen más pobres. Es como la dieta dice, te adelgazas para después comer, en vez de adelgazarte para después ser flaco. La gente gasta para parecer rico, en vez de quedarse siendo ricos.

15. Contra más te logres personal y profesionalmente (bien logrado), mejor te vas a sentir.

Y eso te permite cada vez gozar de tener menos materialmente y más espiritualmente.

Esperamos que este resumen te haya gustado. Cualquier consulta siempre a tu disposición.

Un abrazo,

Equipo de Flip Inversiones

¿Te gusta lo que lees? Comparte con un amigo
Descarga la app

Empieza a invertir tranquilo y a tomar mejores decisiones de inversión.

Artículos relacionados
¡Descarga el App!
o continúa por la web