Política monetaria en tiempos de inflación

La política monetaria es el mecanismo que tienen los bancos centrales para controlar la cantidad de dinero que circula en un país (oferta monetaria), principalmente a través de variaciones en la tasa de interés. Esto con el objetivo de promover el crecimiento económico y manejar la inflación.

¿Qué tipos de política monetaria existen?

a) Contractiva: busca reducir la cantidad de dinero

   – Disminución de liquidez reducción de la inversión

   – Aumento en las tasas de interés encarecer el costo del dinero incentivo para ahorrar

b) Expansiva: busca aumentar la cantidad de dinero

   – Aumento de liquidez incentivo a inversión

   – Disminución en las tasas de interés reducir el costo del dinero incentivo para el consumo

¿Cuál es su finalidad?

– Controlar la inflación Para disminuir la inflación y mantener los precios estables, los bancos centrales aplican una política monetaria contractiva.

– Reducir el desempleo Se aplica una política monetaria expansiva para estimular la economía y generar puestos de trabajo.

¿Con qué herramientas se controla?

– Tasas de interés El banco central determina una tasa de interés de referencia, la cual influye directamente desde el interés que te pagan por tus depósitos hasta el que te cobran por tomar préstamos. Estas funcionan como incentivos: mientras mayor sea la tasa, el costo del dinero será más alto, entonces se pausa el crecimiento económico.

– Requerimientos de encaje Los bancos centrales exigen a los bancos comerciales retener un porcentaje de los depósitos recibidos en caso de emergencias. Mientras menor sea el requerimiento de encaje, los bancos tendrán más dinero para prestar y estimular la inversión.

– Operaciones de mercado abierto  El banco central vende bonos de gobierno para retirar dinero de la economía y disminuir la inflación. También, compra bonos corporativos para insertar dinero en la economía y estimular el crecimiento.

¿Cómo afecta la política monetaria al mercado?

Las políticas monetarias afectan directamente al mercado de acciones y bonos.

a) Acciones: Si se suben mucho las tasas de interés, se genera temor de una recesión porque se puede frenar el consumo bruscamente. Entonces las personas venden sus acciones para no asumir riesgo futuro y caen los precios.

b) Bonos: Mientras mayor sea la tasa de interés, el precio de los bonos caerá y perderán valor.

¿Qué recomendamos?

Ante un escenario de política monetaria contractiva como el actual (subida agresiva de tasas de interés) que genera constante volatilidad en el mercado de acciones, recomendamos mantener la inversión a largo plazo y no especular. Esto para aprovechar el retorno cuando las tasas disminuyan y el mercado se recupere. Dicha recuperación es más rápida en mercados como el de EE. UU., por lo que recomendamos invertir solo ahí y en dólares.

¿Te gusta lo que lees? Comparte con un amigo
Descarga la app

Empieza a invertir tranquilo y a tomar mejores decisiones de inversión.

Artículos relacionados

Para empezar a invertir, tenemos que saber qué son los activos de inversión y qué tipos hay. ¿Qué son los activos? Los activos son recursos que tienen el fin de generar beneficios futuros. Quienes invierten consideran principalmente dos categorías de activos: financieros y físicos. ¿Qué son los activos físicos?

¡Descarga el App!
o continúa por la web