Tasas de interés: ¿Cómo afecta a la economía?

La tasa de interés es el arma de doble filo de los Bancos Centrales que marca el rumbo de las economías de todo el mundo. En este artículo conocerás por qué estar atento a los movimientos de tasas de interés es importante.

¿Qué es la tasa de interés?

La tasa de interés es lo que tiene que pagar una persona por pedir prestado dinero (prestatario) a un banco u a otra persona (prestamista), es decir, es el costo del dinero. Esta se representa como un porcentaje (%) del dinero prestado y a esto se le llama comúnmente “interés”.

El propósito de que exista una tasa de interés es que el prestamista reciba un beneficio por no poder disponer de su dinero por un periodo determinado (costo de oportunidad), ya que podría utilizar este dinero para adquirir un producto o servicio, o invertirlo en otra opción.

¿Desde cuándo se empezaron a utilizar las tasas de interés?

Si bien es cierto que las tasas de interés existían desde hace miles de años, su uso en la economía en general se remonta al siglo XVII con la creación del Banco de Inglaterra.

Entre los objetivos del banco estaban proporcionar préstamos al gobierno de Inglaterra para financiar guerras y promover el comercio. Fue en este momento cuando comenzaron a cobrar intereses a los bancos comerciales por prestarles dinero, y a su vez, estos bancos cobraban tasas aún más altas por prestar ese dinero a empresas británicas.

Sin embargo, no fue hasta 1973 cuando se empezaron a utilizar oficialmente las tasas de interés para regular la economía. En ese año, hubo una crisis petrolera mundial que ocasionó un aumento en la inflación. Ante esta situación, los Bancos Centrales de todo el mundo aumentaron el costo del dinero para controlar la inflación.

En el caso del Banco Central de Estados Unidos (hoy conocido como la Reserva Federal), elevó su tasa de interés del 3% a mediados de 1973 hasta el 13% a finales de 1974.

¿Qué se busca a través de la tasa de interés?

A través del uso de las tasas de interés se busca cumplir con los siguientes objetivos:

  1. Controlar la inflación: Cuando los precios aumentan rápidamente, los Bancos Centrales incrementan la tasa de interés para que el costo de endeudarse sea más alto. De esta manera, al solicitar préstamos para comprar una casa, un automóvil o maquinaria para una empresa, los intereses son más elevados. Esto lleva a que el consumo se reduzca y la inversión se postergue, y, por ende, los precios vuelvan a la normalidad. De este modo, los Bancos Centrales controlan la inflación.
  2. Incentivar el crecimiento económico y el empleo: Los bancos centrales tienen la responsabilidad de promover un desarrollo económico sostenible mientras se garantiza un nivel de empleo adecuado en la economía. Esto puede requerir la implementación de medidas para estimular la actividad económica en tiempos de bajo crecimiento o para moderarla cuando el crecimiento es excesivo y la inflación comienza a acelerarse.

Y, ¿qué efecto tiene en el mercado?

En escenarios donde la inflación es elevada, el Banco Central incrementa la tasa de interés con el fin de desincentivar el consumo y controlar la inflación.

Recordemos que la bolsa de valores fluctúa constantemente en función de las expectativas de los inversionistas sobre lo que podría suceder en la economía en el futuro.

Si el Banco Central aumenta considerablemente su tasa de interés, esto podría llevar a que, tanto individuos como empresas, reduzcan su consumo; lo que a su vez podría provocar una recesión económica (decrecimiento de la economía).

Debido a esto, un contexto de aumento de tasas de interés, genera que los inversionistas tengan expectativas negativas sobre las posibles consecuencias hacia una recesión económica, lo que puede resultar en una caída en la bolsa.

TIP Flip

Cuando los Bancos Centrales deciden aumentar la tasa de interés para frenar la inflación, es normal que se den caídas de corto plazo en el mercado. Sin embargo, cuando estás invertido en la economía más sólida del mundo, como Estados Unidos, con la moneda más estable (dólar), y en un mercado que tiende al alza en el largo plazo, las caídas son momentáneas.

Por esta razón, en Flip recomendamos invertir en el mercado de EE.UU., con una visión de largo plazo y manteniendo la disciplina para que así tu dinero crezca a través del tiempo.

¿Te gusta lo que lees? Comparte con un amigo
Descarga la app

Empieza a invertir tranquilo y a tomar mejores decisiones de inversión.

Artículos relacionados

La política monetaria es el mecanismo que tienen los bancos centrales para controlar la cantidad de dinero que circula en un país (oferta monetaria), principalmente a través de variaciones en la tasa de interés. Esto con el objetivo de promover el crecimiento económico y manejar la inflación. ¿Qué tipos

¡Descarga el App!
o continúa por la web